Yemayá y mi camino.

 Bienvenido!

 

En esta página encontrarás algunas claves espirituales que te envia mi Santa Señora, la señora de los mares, de la fertilidad, y de la vida.

 

Espero que através de esta página te sientas en libertad, y también encuentres la armonía espiritual que tu corazón busca.

 

Recuerda que la luz esta en tu ser, yo solamente te muestro la clave para encontrarla.

 

Aché para tí.

 

 

LECTURA DE CARTAS* ARENA* MANO* ARMONIZACIONES*PURIFICACIONES* AYUDA ESPIRITUAL* AMULETOS* ABRIR CAMINOS* ROMPIMIENTOS* ENTERRAMIENTOS

VIRGEN DE REGLA
VIRGEN DE REGLA

YEMAYÁ ES LA VIRGEN DE REGLA

Oración para la Santa

 

Oh , santísima y dulce virgen María, Madre de Dios, piadosa, tú nos des amparo, a todos los que solicitamos, remediando las necesidades de todos los tiempos, han implorado tu patrocinio, vivitando los templos y especialmente al Santuario e imagen de regla, en el que está tu poder, donde se halla el remedio y el consuelo, de los navegantes en las tempestades invocándote como Señora de Regla, logran con felicidad el puerto que desean. Los enfermos e impedidos (hasta los deplorados por los médicos) en esta casa tuya, por ti sanan. Todos los males aquí tienen remedio, oh Reina del cielo, ésta es tu imagen, Regla.

YEMAYÁ
YEMAYÁ

YEMAYÁ: LA LEYENDA

 

...Yemayá apesta a belleza como el mar. Suyas son las gaviotas. Reina en la eternidad azul con cintas de espuma...Negra de caderas amplias y un vientre que parió dieciséis dioses. Como toda mujer de ovarios grandes está sujeta a cambios de carácter. Puede ser tímida y vergonzosa cuando va al mercado a comprar su malanga y su verbena, o como un mar revuelto, tempestuoso, cuando quiere que el macho le haga un hijo. Puede ser suave y acariciante como olas que mueren tranquilas en la orilla. Pero casi siempre es orgullosa y altanera, mira fuerte y sólo escucha de espalda o de soslayo, y hasta es un poco altiva, varonil y arrebatada. Pero también puede ser la gran madre reina azul, majestuosa, ondulante que lo ve todo, y lo sabe todo, y hace y deshace las cosas desde el fondo del mar...